ALIVIA LA GARGANTA INFLAMADA Y TERMINA CON EL DOLOR EN APENAS UN DÍA. SIN CONSUMIR ANTIBIÓTICOS.

Los dolores de garganta son de las dolencias más comunes que pueden surgir a lo largo de la vida de una persona. Y son muchos los que cuentan varios de ellos en su haber.

Por lo general, lo niños suelen ser los más afectados. Existen muchos factores generadores de los dolores de garganta.

Anuncios

Habitualmente los virus que provocan los resfríos y las gripes causan dolor de garganta, como así también las bacterias que provocan la faringitis u otros hábitos poco saludables como fumar o respirar por la boca mientras dormimos.

En personas alérgicas, las estaciones del año en donde el polen está presente en el aire, también pueden sufrir de dolores o picor de garganta. Y en otros casos, el pelo de las mascotas y el moho también pueden ser causa de dolor de garganta.

Al ser una dolencia habitual y frecuente, a lo largo del tiempo fueron surgiendo distintas alternativas naturales para tratar el dolor y el ardor de garganta. Hoy te dejamos algunos remedios caseros y naturales que te ayudarán a aliviar el dolor, aunque te recomendamos no dejes de consultar con tu médico.

garganta-portada

Miel: la miel alivia las inflamaciones, las infecciones y el dolor. Es un poderoso antibacteriano y antiinflamatorio y esto es lo que proporciona un alivio casi instantáneo.

Anuncios

Limón (vitamina C): el limón cuenta con altas concentraciones de vitamina C que también ayuda a calmar el dolor de garganta dado que es un importante antibacteriano.

Para preparar esta infusión, vas a necesitar:

– Jugo de 1 limón
– 1 cucharada de miel
– 1 taza de agua caliente

Preparación:

A la taza de agua caliente agréguele el jugo de limón y la miel revolviendo para que se disuelva bien. Consuma esta bebida cuando aún esté caliente, pero sin que queme. Recuerde que para el dolor de garganta no se recomienda beber líquidos muy calientes o muy fríos. Beba 2 o 3 tazas por día.

Otras opciones para aliviar el dolor de garganta.

Aceites esenciales:

Los aceites esenciales ayudan a suavizar el dolor de garganta ocasionado por la faringitis estreptocócica. Utilice aceites esenciales de cítricos como limón, pomelo, limoncillo o de hierbas como tomillo, lavanda o aceite esencial de canela. Utilícelo de la siguiente manera:

En una sartén coloque un poco de agua y cinco gotas de alguno de los aceites esenciales mencionados. Caliente la preparación y cuando empiece a soltar vapor, inhale durante 10 o 15 minutos. Repita todas las veces que lo necesite.

Vinagre de sidra de manzana:

El vinagre también es un antiséptico que funciona de maravillas para aliviar los dolores de garganta. Sólo debe hacer gárgaras con una mezcla de 150 ml de agua y 3 cucharadas de vinagre. Notará en pocos minutos la diferencia.

Pimienta de cayena:

La pimienta de cayena también cumple la función de un antibacteriano. Sólo debe mezclar ½ taza de aceite de coco o aceite de oliva con una cucharadita de pimienta de cayena. Esta combinación ayuda a relajar los músculos de la garganta y a aliviar la irritación.

Anuncios