Cómo limpiar los vasos sanguíneos de colesterol en menos de 1 mes. Toma nota ya!

Habitualmente, cuando se detectan altos niveles de colesterol, se procede a la limpieza de las arterias por medio de medicamentos, que suelen tener muchas contraindicaciones o incluso el uso de láser.

Y si bien el organismo necesita de determinada cantidad de colesterol para funcionar correctamente, el exceso expone a las personas a riesgos en el sistema cardiovascular y a sufrir accidentes cerebro vasculares.

Anuncios

De modo que controlar los niveles de colesterol es fundamental y depende mucho del tipo de alimentación que sigamos. Comer frutas, verduras, beber agua y consumir cereales; y a su vez reducir la ingesta de alimentos ricos en colesterol, ayuda a que no se acumulen grasas en nuestras arterias.

Pero más allá de modificar hábitos alimentarios, existen remedios naturales que limpian los vasos sanguíneos y eliminan toxinas de la sangre mejorando la circulación.

El ajo y el limón son dos importantes productos considerados excelentes antibióticos naturales. Limpian las arterias obstruidas, reduciendo el nivel de colesterol malo, fortaleciendo las paredes de los vasos sanguíneos y disminuyendo el riesgo de enfermedades como la arteriosclerosis.

El ajo es rico en antioxidantes que tienen el poder de regenerar y rejuvenecer el organismo y algunos expertos aseguran que también previene la formación de células cancerígenas.

Beneficios del ajo para el corazón:

Regula la presión arterial.

El ajo resulta un buen alimento para reducir la presión arterial alta, o hipertensión, por lo que resulta ser un tratamiento natural muy conveniente para prevenir accidentes cardiovasculares y enfermedades coronarias.

Anuncios

Reduce los niveles de colesterol.

El colesterol alto es uno de los principales problemas que afecta la salud cardiaca en nuestros días, obstruyendo los vasos sanguíneos e incrementando la presión arterial, todo lo cual puede ser reducido o prevenido con el consumo habitual de suplementos de ajo.

Anticoagulante.

El ajo funciona como un anticoagulante natural debido principalmente a la presencia del compuesto ajoeno, que produce similares resultados a los de los fármacos usualmente utilizados para la prevención de coágulos sanguíneos, pero no se recomienda consumirlo a la par que este tipo de medicamentos.

Combate los triglicéridos.

Los triglicéridos son lípidos que también pueden obstruir las arterias y vasos sanguíneos si se encuentran en niveles excesivos en la sangre, para cuya regulación el ajo constituye un alimento muy recomendado.

Ingredientes necesarios:

-4 limones medianos.

-4 cabezas de ajo.

-3 litros de agua hervida.

Preparación:

Limpie los ajos, lave los limones y córtelos en pequeños trozos. Tritúrelos en la procesadora con cantidad de agua necesaria. Coloque la preparación en un frasco grande de vidrio y cúbralos con el resto del agua. Tápelos y deje en el refrigerador por 3 días. Pasado el tiempo, cuele y vuelva a refrigerar.

Modo de uso:

Se recomienda beber 50cm3 tres veces al día, aunque puede comenzar con 1 o 2 cucharadas diarias antes de las comidas. Si al cabo de unos días no nota ningún malestar, puede aumentar la dosis.

Para resultados concretos debe realizar el tratamiento durante 40 días y sólo una vez al año.

Esto lo ayudará a lograr una mejor circulación de la sangre, estabilizar la presión arterial y a bajar algunos kilitos de más.

Anuncios