TRATA TUS ARTICULACIONES: REVOLUCIONARIA DIETA DEL TIPO SANGUÍNEO Y EJERCICIOS

Las articulaciones son donde se unen dos o más huesos como la rodilla, el codo o el hombro y permiten el movimiento de los huesos.

Las articulaciones pueden dañarse si los tejidos que rodean la articulación se inflaman por una serie de lesiones o enfermedades. Como pueden ser la artritis, bursitis, osteoartritis o una dislocación que causan dolor con el movimiento de los huesos.

Anuncios

La osteoartritis se da cuando el cartílago de las articulaciones se descompone . Causando que los huesos rocen entre sí y produciendo dolor, inflamación y rigidez.

La artritis reumatoide se produce cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca a la membrana que rodea las articulaciones. Causando inflamación y dolor, así como las lesiones pueden causar dolor e inflamación de las articulaciones que suele desaparecer con el tiempo.

Para mantener unas articulaciones saludables y prevenir los posibles daños que puedan afectarlas. Es importante reducir al mínimo las lesiones así como seguir una dieta saludable incorporando alimentos que beneficien a la salud de las articulaciones y los huesos.

Para el seguimiento de la dieta saludable es importante evitar las lectinas perjudiciales que causan inflamación en el cuerpo según su tipo de sangre. Las lectinas son proteínas que se encuentran en muchos alimentos que a menudo reaccionan químicamente con los antígenos del tipo de sangre. Algunas lectinas son perjudiciales para todos los tipos de sangre y otras no causan ninguna reacción en el cuerpo.

A continuación le señalamos qué alimentos debe evitar según su tipo de sangre así como el tipo de ejercicios que son beneficiosos para mantener la salud de las articulaciones.

Anuncios

148625273986722-TIPO DE SANGRE O.

Las personas con este tipo de sangre deben evitar los alimentos como el trigo, el maíz y las patatas blancas.

El tipo de ejercicio que les beneficia son los ejercicios dinámicos como el yoga o el Tai Chi. Pero en el caso de sufrir alguna enfermedad relacionada con las articulaciones como la artritis, les benefician la práctica regular de cualquier ejercicio.

-TIPO DE SANGRE A.

Evite los alimentos como la carne roja, la leche de vaca o las habas.

Las personas con este tipo de sangre deben centrarse en practicar ejercicios tranquilos como el yoga o ejercicios aeróbicos sencillos o caminar.

-TIPO DE SANGRE B Y AB.

Se debe evitar el consumo de pollo por ambos tipos de sangre. Así como los cacahuetes y el trigo sarraceno para las personas con tipo de sangre B, o el sésamo, las semillas el aceite de girasol o los pimientos en el caso del tipo de sangre AB.

Las personas con estos dos tipos de sangre deben realizar ejercicios reductores del estrés. Así como la práctica de ejercicios aeróbicos moderados.

La alimentación y el ejercicio adecuado según su tipo de sangre pueden ayudar a promover la salud de las articulaciones. Así como ayudar a mantener un peso adecuado y la salud en general.

Anuncios